Pollo y Vegetales al Horno

A nosotros nos agrada cocinar todo en una sola charola para hornear pues es fácil y se necesita menos limpieza. Si tú quieres alimentar a más personas, puedes asar dos pollos en una misma charola y los vegetales en otra.

Newsletter Sign Up
Hands-on time: 45   |    Total time: 120   |    Makes: 4 Porciones

KITCHEN GEAR

Tabla para picar
Cuchillo afilado (se necesita adulto)
Tazón grande
Cuchara de madera
Charola para hornear grande con orilla
Cucharas medidoras
Termómetro para carnes (si tienes uno)
Agarraderas de olla

INGREDIENTS

1 cebolla morada
3 zanahorias
1 batata grande
1 nabo
1
1 1⁄2 cucharaditas de sal kosher
1⁄2 cucharadita de pimienta negra
1 pollo entero
1 limón

INSTRUCTIONS

  1. Enciende el horno y prográmalo a 450 grados.
  2. Coloca los vegetales, aceite, ½ de cucharadita de sal kosher y ¼ de cucharadita de pimienta negra en el tazón y mezcla bien.
  3. Vierte los vegetales en la charola para hornear, asegurándote de esparcirlos en una sola capa. Deja en medio de la charola un lugar para el pollo.
  4. Saca el pollo del paquete. Retira las menudencias y el cuello de la cavidad del pollo. (Esto puede estar en una pequeña bolsa; y sí, este paso puede ser un tanto desagradable). A menos que haya alguien en casa que quiera utilizarlos, deséchalos.
  5. Coloca la pechuga de pollo hacia arriba sobre la charola para hornear y úntale la cucharadita de sal y ¼ de cucharadita de pimienta restantes. Coloca los cuartos de limón en las cavidades, las cuales son las aberturas al frente y en la parte trasera del pollo. ¡Asegúrate de lavar tus manos con jabón y agua después de manejar pollo crudo!
  6. Una vez que la temperatura del horno haya alcanzado los 450 grados, coloca el pollo y los vegetales dentro del horno por 1 hora.
  7. Cuidadosamente saca la charola para hornear del horno para verificar si el pollo está cocido. Cuando el pollo esté listo, los vegetales deberán estar suaves y dorados; algunos de éstos podrán estar algo oscuros en las orillas y esto también es correcto.
  8. Cambia el pollo a la tabla para picar y déjalo reposar durante 10 minutos antes de pedirle a un adulto que lo corte. Sirve con los vegetales.

PARA COMPROBAR QUE EL POLLO YA ESTÁ COCIDO
Si estás utilizando un termómetro para carnes, incrusta la parte puntiaguda dentro del muslo: el pollo estará listo cuando el termómetro marque 165 grados. Si no cuentas con un termómetro para carnes, tú podrás saber que el pollo está listo con una de estas pruebas: Pica el muslo con un cuchillo afilado y observa el líquido que sale; éste deberá ser transparente y no de color rosa. O agita la pierna, la cual deberá moverse con facilidad. Si no está listo todavía, regresa el pollo al horno y prueba nuevamente después de 15 minutos (pide ayuda a un adulto).

PONTE CREATIVO
Hazlo Italiano: Agrega 1 ramita de romero fresco (o 1 cucharadita de romero seco) y 2 dientes de ajo picados en la cavidad del pollo antes de rostizar.
Hazlo Frutal: Utiliza una naranja o manzana cortada en pedazos para rellenar la cavidad, en lugar del limón o además de éste.
Hazlo Herbal: Agrega 1 cucharada de hierbas frescas o 2 cucharadas de hierbas secas (tomillo, romero, perejil, mejorana [u orégano] y/o salvia) a la cavidad antes de rostizar.

¿LO SABÍAS?
El nombre técnico de la espoleta (wishbone) es fúrcula, lo cual significa “tenedor o trinche” en latín. Está formado por la unión de dos clavículas y ayuda a que el esqueleto del ave sea lo suficientemente fuerte para volar.