Pesto

El nombre: Pesto viene del genovés “pestare” que significa moler con un mortero—un utensilio especial para moler. Tú puedes preparar pesto de cualquier combinación de hierbas frescas, nueces, queso y aceite, pero éste es el tradicional Pesto italiano de albahaca, piñones, ajo y queso parmesano. Es rico en pasta, claro, pero es delicioso en emparedados o pizza, o en huevos revueltos, ensaladas o hasta en sopas. 

Print
Hands-on time:
30 minutes
   |   
Total time:
30 minutes
   |   
Makes
1
Taza

Kitchen Gear

Coladera
Taza medidora
Cucharas medidoras
Centrifugador de ensaladas (si tienes uno)
Procesador de alimentos (se necesita un adulto)
Espátula de goma 

Ingredients

1 manojo grande de albahaca fresca
1 diente de ajo, pelado
1⁄3 taza de piñones ligeramente tostados, almendras, nueces pecán o nuez de castilla
1⁄3 taza de queso parmesano rayado
1⁄2 cucharadita de sal
1⁄4 taza de aceite de olivo
2 cucharadas de agua tibia

Instructions

  1. Retira las hojas de los tallos de la albahaca. Deshecha los tallos y lava las hojas muy bien en la pila de la cocina o fregadero lleno de agua fría. Drena en la coladera, después seca en el centrifugado para ensaladas o con toallas de cocina secas. Debes tener de 2 a 2 1⁄2 tazas de hojas.
  2. Coloca la albahaca, el ajo, los piñones y el queso en el tazón del procesador de alimentos. Coloca la tapa con fuerza y procesa hasta que la mezcla esté bien picada. Detenlo y utiliza la espátula para raspar los costados del tazón si todo se queda pegado ahí.
  3. Agrega el aceite de olivo muy, muy gradualmente, comenzando con una cucharada a la vez, y después incrementando la cantidad. Agrega el agua, una cucharada a la vez, y procesa hasta que la mezcla esté entre grumosa y suave, alrededor de 2 minutos.
  4. Utiliza inmediatamente o cubre y refrigera hasta 3 días.