Crujientes Garbanzos de Romero y Limón

Sé paciente. Los garbanzos necesitan un largo tiempo en el horno para quedar realmente crujientes, que es lo que tú deseas. Cómelos como bocadillo, empácalos en tu lonchera o utilízalos en una ensalada en lugar de crotones. 

Print
Hands-on time:
10 minutes
   |   
Total time:
45 minutes
   |   
Makes
4
Porciones

Kitchen Gear

Abrelatas
Colador o cedazo
Toallas de papel
Cucharas medidoras
Charola para hornear con orilla
Rallador
Espátula resistente al calor
Agarradores o guantes para hornear 

Ingredients

1 lata de 15 onzas de garbanzos, drenados y enjuagados
1 cucharada de aceite de oliva
1⁄2 cucharadita de ajo en polvo
2 cucharaditas de romero fresco picado (o 1 cucharadita si es seco)
  Ralladura de 1⁄2 limón
1⁄4 cucharadita de sal

Instructions

  1. Enciende el horno y prográmalo a 400 grados.
  2. Coloca una capa doble de toallas de papel en la cubierta (o encimera) de la cocina y añade los garbanzos. Ruédalos para secarlos.
  3. Coloca los garbanzos y aceite en la charola para hornear y sacúdela para hacer rodar los garbanzos y cubrirlos con el aceite.
  4. Mete la charola para hornear en el horno. Hornea hasta que los garbanzos queden crujientes y de color dorado, de 40 a 50 minutos, revolviendo a la mitad de tiempo para asegurarse de que están cocinados uniformemente.
  5. Retira los garbanzos del horno. Mientras estos sigan calientes, con cuidado espolvorea el romero, ralladura de limón, sal y mezcla bien. Cómelos inmediatamente o guárdalos en un recipiente hasta 1 día. 

Y También
Omite el romero y limón (¡pero añade el ajo en polvo!) e intenta sazonar los garbanzos con lo siguiente:

  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • 1 cucharadita de salsa de soya (soja) y 1⁄2 cucharadita de aceite de ajonjolí tostado
  • Ralladura de 1 lima y 2 cucharaditas de cilantro finamente picado
  • 1 cucharadita de chile en polvo